Extremistas islámicos armados con armas de fuego y granadas tomaron este viernes el hotel Radisson de Bamako, la capital de Malí, secuestrando unas 170 personas, de las cuales 140 son huéspedes y 30, empleados.

La televisión estatal mostró a decenas de soldados armados rodeando el hotel, mientras que varias personas huían del lugar.

Las autoridades dijeron que todos los rehenes habían sido liberados pero que cerca de 18 cuerpos fueron encontrados dentro del hotel.

La toma de rehenes llega una semana después de la masacre en París y Beirut

 

Recommended for you

Load comments